100 km de autonomía: tres opciones de híbrido enchufable de Mercedes

Tres modelos distintos de Mercedes pelean por el título honorífico de la "mayor autonomía" dentro de la gama Mercedes EQ Power. El Mercedes GLE 350 de es quizás el que se lleva la palma. Este SUV combina un motor diésel de 2.0 litros y un propulsor eléctrico de 100 kW (136 CV). La potencia es de 320 CV y el par motor máximo de 700 Nm, unas cifras alimentadas por una batería de 31,2 kWh. Como resultado de esta combinación, el GLE 350 de ofrece entre 90 y 100 kilómetros de autonomía con un consumo medio de 0,7-1,1 l/100 km y unas emisiones de CO2 de solo 18 g/km.

Los otros dos vehículos en cuestión son los nuevos Mercedes C 300 e y Mercedes S 580 e. Estos dos modelos son de nueva generación. El nuevo C 300 e equipa un motor de gasolina turbo de 2.0 litros y un propulsor eléctrico de 95 kW (129 CV). El sistema está alimentado por una batería de 25,4 kWh, y ofrece 313 CV de potencia y 550 Nm de par motor. El Clase C híbrido enchufable anuncia una autonomía de hasta 100 kilómetros.

Por su parte, el nuevo Mercedes S 580 e apunta a alzarse en el futuro con este título honorífico en autonomía. Es un vehículo que combina un potente motor de gasolina de 3.0 litros y un propulsor eléctrico de 110 kW (150 CV). Tiene una potencia máxima de 510 CV y 750 Nm de par motor, y está alimentado por una batería de 28,6 kWh que le permite disponer de una autonomía de hasta 103 kilómetros.