El nuevo Nissan Ariya presenta unos rasgados faros delanteros de LED integrados en una gran parrilla de diseño "V-Motion" cuyos bordes se transforman en un cordón LED que se extiende por debajo de los faros imitando a un marco cromado. En dicho panel integra el nuevo emblema de la marca nipona, mucho más minimalista y enfatizado con una luz compuesta por 20 LED (coincidiendo con los años del último cambio del logotipo), y un patrón tradicional japonés en 3D al que llaman “kumiko” Este escudo tiene un cometido que va más allá del estético ya que tras él se esconden los sensores de la segunda generación del sistema ProPilot. Dicho sistema compaginará la conducción guiada por autopista, el cambio de carril automático y la posibilidad de conducir por un solo carril sin necesidad de utilizar las manos. «Asimismo, el nuevo asistente personal virtual podrá ayudar a buscar información y localizar aparcamiento, asegurando que el conductor pueda mantener la vista en la carretera», dicen desde la marca nipona.

En cuanto al diseño, la marca japonesa apostó por una aerodinámica combinando la robustez de un todocamino con el dinamismo que ofrecen las carrocerías coupé. Como podemos comprobar, la línea de techo curvada y caída a partir del pilar B, sus llantas de 19 y 20 pulgadas con las ruedas cubiertas de plástico, paragolpes agresivos y espejos retrovisores anclados en las puertas, ofreciendo un aspecto deportivo. 

Por otra parte el interior ofrece una imagen totalmente diferente donde podemos ver un cuadro de instrumentos y la consola central con dos grandes pantallas de 12,3 pulgadas cada una, creando un espacio limpio en el que ya no existen mandos ni botones físicos (son lumínicos y táctiles). Según Giovanny Arroba, director de diseño de Nissan:

«El habitáculo del Ariya es un espacio placentero para disfrute tanto del conductor como de los ocupantes, mientras experimentan la emoción de viajar a destinos familiares y nuevos. Los materiales de todo el interior fueron cuidadosamente seleccionados para evitar la sensación demasiado tradicional que transmiten algunos vehículos de lujo, además de transmitir la impresión de futurismo de alta calidad en cuanto a tecnología y utilidad»,  

Hasta el momento solo hemos hablado de las características de diseño, pero ¿Cómo son sus especificaciones técnicas? El nuevo Nissan Ariya contará con una amplia gama de hasta cinco versiones en Europa. El sistema de propulsión comprende uno o dos motores eléctricos, con dos baterías de 63 y 74 kWh. La primera se recarga con un cargador de 7,4 kW y la segunda con uno de 22 kW, aunque también se puede conectar a una carga rápida de 130 kW de potencia. La tecnología de tracción total para coches eléctricos «e-4ORCE» solamente está asociada a las versiones de tracción total, con dos motores eléctricos, garantizando una correcta distribución de potencia equilibrada sobre las cuatro ruedas. Este sistema dispone de unos modos de conducción que ajustan el comportamiento, eligiendo entre los Estándar, Deportivo, ECO y Nieve, reduciéndose a los tres primeros en las versiones 2WD.

Las potencias de los Ariya 2WD serán 160 y 178 kW (214 y 238 CV), ambos con 300 Nm de par. Por su parte, los Ariya e-4ORCE desarrollarán 205, 225 y 290 kW (275, 302 y 389 CV), el primero con 560 Nm de par y los dos últimos con 600 Nm. Los de 160 y 205 kW irán acompañados de una batería de 63 kWh de capacidad que promete una autonomía cercana a los 350 km. Los demás acoplarán una batería de 87 kWh capaz de homologar hasta 500 km de autonomía en la versión 2WD. En el Ariya de 225 kW de potencia la autonomía estimada es 40 km menos y en el más potente, la cifra cae hasta los 400 km. En lo que respecta a prestaciones, el Ariya Performance de casi 400 CV se lanzará de 0-100 km/h en 5,1 segundos y alcanzará una punta de 200 km/h, nada mal si tenemos en cuenta que su peso asciende hasta las 2,3 toneladas (el Ariya más liviano no baja de los 1.800 kg.)