El nuevo mini bus de Mercedes, está basado en la Sprinter, un modelo totalmente conectado en red para gestionar de forma más sencilla la flota. De forma opcional, también se le puede integrar Omniplus On, un amplio sistema de gestión. La Sprinter es un modelo fácil de manejar y compacto. Su diseño está pensado para que el pasajero disfrute al máximo de su trayecto y de forma cómoda. Por ello, este autobús urbano dispone de una amplia puerta de doble hoja en la entrada y una rampla plegable para personas de movilidad reducida. En su interior cuenta con espacio suficiente para el estacionamiento del cochecito de bebés o sillas de ruedas. Su capacidad va desde los 13 hasta los 28 pasajeros.

Para disfrute del conductor, el mini bus de Mercedes-Benz cuenta con un volante multifunción de cuero con display en color, un visualizador de alta resolución en la zona de la consola central que puede variar entre las 7” o de 10,25”, incluye sistema MBUX y las distintas asistencias a la conducción como el asistente para viento lateral, distancia DISTRONIC, servofreno de emergencia activo y el detector de cambio de carril.

A diferencia de la antigua generación de la Mercedes-Benz Sprinter, la identificación de los nuevos modelos varía designando su categoría de tonelaje.