Una separación insuficiente es una de las causas más frecuentes de accidentes graves.

Este sistema, advierte al conductor mediante una señal óptica si la distancia se reduce.

Si se detecta peligro de colisión se emite una advertencia acústica y el sistema puede reforzar la acción de frenado del conductor. Si aun así no responde, se reduce de forma automática la velocidad. Si éste no reacciona, puede reducir también de forma autónoma la velocidad. 

Si el conductor no reacciona, el sistema inicia automáticamente el frenado. De ese modo disminuye ya claramente la velocidad. Si la velocidad relativa es reducida, esta intervención puede ser suficiente para evitar una colisión por alcance.